Antes & Después: De antiguos muebles heredados a mobiliario nuevo comprado a su gusto – Before & After: From antique inherited furniture to brand new one bought following their tastes

Por fin me organizo para escribir, no puedo creer que hayan pasado 2 meses sin publicar nada, pero no se preocupen, ya tengo un plan de trabajo que espero cumplir estrictamente para publicar contenido constantemente. La razón por la que estuve tan perdida es porque gracias a Dios he tenido mucho trabajo. Les mostraré el resultado de tanto esfuerzo una vez las obras estén ejecutadas.

Hoy de hecho les quiero mostrar el resultado de la asesoría + el personal shopper de una sala-comedor que realicé en mayo de este año. ¿En mayo? Sí, en mayo. La sala quedó renovada en julio (juuum, y apenas logro publicarla), pero recuerden que los cambios no solo requieren inversión sino también tiempo, sobre todo cuando se manda a fabricar mobiliario.

Un día de mayo, Háder y Ángela llevaron a mi abuela a la casa de mis papás y casualmente yo estaba allá (aunque ni tan casual porque me mantengo más en Medellín que aquí en Bogotá, todo el mundo me goza por eso, dicen que vivo en Medellín y paseo en Bogotá… jajaja). Ángela nos contó que estaban remodelando la sala y quería conocer mi punto de vista sobre lo que estaban planeando hacer.

Me alarmé un poco cuando me dijo que había comprado dos telas diferentes para hacer el sofá; recuerden que ese es uno de los errores que no se pueden cometer, en este post lo comenté. Además, el diseño del sofá que Ángela y Háder querían mandar a hacer no tenía atractivo o, más bien, era bastante básico.

Allí fue que mi espíritu comerciante salió a flote… jajaja. Les expliqué los diferentes servicios de asesoría en diseño de interiores que ofrezco para acoplarme a diversos presupuestos y hacerlo asequible a más personas (da un clic aquí para conocerlos).

 

Antes & Después De antiguos muebles heredados a mobiliario nuevo comprado a su gusto

 

I finally organize myself to write, I can’t believe I let 2 months pass without posting, but don’t worry, I got a working plan I hope to strictly follow to keep posting content continuously. The reason I didn’t show up is because thank God I’ve had a lot of work. I’ll show you the result of that effort once the works are executed.

Actually today’s post is about a consultancy + personal shopper of a living-dining room combo I did in May this year. In May? Yes, in May. The room was ready in July (and I’m just posting it now), but remember that updates not only need investment but also time, especially when you order custom made furniture.

One day in May, Háder and Ángela drove my grandma to my parents’ home and by chance I was there (although not so much by chance because I go to Medellín too often, everybody make fun of me saying that I live in Medellín and come to Bogotá for vacation… hahaha, that’s not true). Ángela told us they were updating their living-dining room combo and wanted that I gave them my point of view about what they were planning to do.

I got concern when she told me they had bought two different fabrics to make the sofa; remember that’s one of the mistakes you can’t make, I talked about it in this post. In addition, the design of the sofa Ángela and Háder wanted to have made didn’t have much attraction or, in other words, it was pretty basic.

That’s when my businesswoman spirit came out… hahaha. I explained them the different interior design consultancy services I offer to fit the diverse budgets in order to make this service affordable to more people (click here to meet them).

Antes y despues sala negro y blanco, poltrona y cuadro con vestidos amarillo, espejo redondo

 

Cuando Háder conoce a Ángela y deciden hacer una vida juntos, ya Ángela tenía la casa amoblada, pues luego de que la madre de Ángela muriera, ella y su padre (un señor muy lúcido e independiente que actualmente tiene 94 años) continuaron viviendo juntos (y aún lo hacen), por lo que Ángela naturalmente heredó los muebles de su madre. Estos fueron retapizados en diversas ocasiones para actualizarlos a la época. Sin embargo, este año Ángela sintió el deseo de renovar su sala-comedor de manera que respondiera más a su estilo y gustos.

Ángela y Háder decidieron entonces contratar la asesoría que incluye el personal shopper, pues tenían la oportunidad de hacer un gran cambio que los acompañara por los próximos años y querían estar seguros de invertir bien su dinero.

Cuando nos reunimos, Ángela me mostró el comedor que recientemente habían comprado, les había parecido divino y además estaba muy rebajado, así que no dejaron pasar la oportunidad. Pero un cambio muchas veces conlleva a otros más; ya la sala no combinaba con el comedor, así que compraron telas para hacer un sofá y cojines. Y ese fue mi punto de partida.

 

When Háder met Ángela and decided to live together, Ángela already had her house furnished, since after Ángela’s mom died, she and her father (a very clearheaded and independent man who’s 94 years old) kept living together (until now), so Ángela naturally inherited her mother’s furniture. They were upholstered in several opportunities to update them. However, this year Ángela felt the desire to renovate their living and dining room so that they fit better with their style and tastes.

Then Ángela and Háder decided to hire the consultancy that includes personal shopper, since they were going to have the chance of making a great update that stayed with them for years to come and they wanted to be sure their money was going to be well invested.

When Ángela and I met she showed me the dining table they recently had bought, they fell in love in the moment they saw it and it had a huge discount, so they didn’t let the opportunity passed. But an upgrade many times implies some others; now the living room didn’t match with the dining room, so they bought fabrics to make a sofa and some cushions. And that was my starting point.

 

Mood board sala comedor Angela y Hader

Collage Propuesta de diseño interior by Tatiana Garcia para Angela y Hader

 

Por la manera en la que el apartamento fue diseñado y sus dimensiones, solo teníamos dos opciones de distribución y finalmente elegimos la que mejor movilidad ofrecía, pues además debíamos ser muy cautos para permitir que el padre de Ángela pudiera desplazarse con facilidad y sin ningún riesgo.

Realicé entonces el mood board, en el centro ubiqué una pintura que ya tenían que me encantó cuando la vi, entre otras cosas porque el amarillo de los vestidos funciona asombrosamente bien con el violeta de las telas de los cojines. Además, la pintura también tiene un poco de azul, lo que nos ayuda a atarlo con la tela estampada de los “splashes”

 

Due to the way the apartment was designed and its dimensions, we only had two layout options and finally we chose the one that offered a better mobility, since we had to be cautious to allow Angela’s father to move easily and free of risk.

Then I did the mood board and in the middle I put a painting they already had which I loved when I saw it, among other things because the yellow dresses work amazingly with the violet fabric of the cushions. Besides, the painting also have a little bit of blue that helps us tie it with the print fabric that has splashes.

 

Pintura de mujeres con vestido amarillo, comedor blanco y negro y accesorios decorativos cromados

Poltrona en terciopelo amarillo, cojin bordado blanco y negro y mesa auxiliar vidrio y cromada de tugo

Poltrona en terciopelo amarillo, cojin bordado blanco y negro y mesa auxiliar vidrio y cromada de tugo diseño interior by Tatian Garcia

 

Necesitábamos integrar los colores del comedor con los que íbamos a utilizar en la sala, y la manera más contundente de lograrlo fue poniendo la pintura de las mujeres de vestidos amarillo en el área del comedor y eligiendo un terciopelo amarillo para una poltrona que mandamos a hacer para la sala.

Sobre la mesa del comedor decidimos decorar con accesorios cromados porque no me gustaba para nada la idea de poner más cosas doradas/amarillas y menos sobre ese vidrio negro. Entonces elegimos un marco plateado para la pintura de las mujeres para que hiciera juego con esas piezas decorativas. Además, conseguimos una mesa auxiliar para la sala con patas cromadas y un espejo de marco gris para poner sobre el sofá.

 

We needed to integrate the colors of the dining room with the ones we were going to use in the living room, and the best way was placing the painting of the woman in yellow dresses in the dining area and choosing a yellow velvet for an armchair we had made for the living room.

Above the dining table we decided to decorate with decorative objects in chrome because I didn’t like the idea of placing more gold/yellow pieces and a lot less on that black glass. So we chose a grey frame for the women painting so it matched with those decorative pieces. We also got a side table with chrome legs for the living room and a grey frame mirror to place above the sofa.

 

Accesorios de corativos cromados y maceta con patrón sobre mesa de vidrio negra

Sofá gris en L, espejo redondo gris, combinación de cojines violeta, negro, azul y blanco

 

En cuanto a los cojines, Ángela ya había comprado la tela violeta y la estampada de “splashes”, pero nos hacía falta un par de cojines más, así que elegimos una tela bordada blanco y negro que nos ayudara a duplicar los colores del comedor y a darle un poco de sobriedad y elegancia al espacio.

Regarding the cushions, Ángela had already bought a violet fabric and a print one with splashes, but we were missing a couple of cushions, so we chose an embroidery black & white fabric that helped us to duplicate the color of the dining room and bring sobriety and elegance to the room.

 

Sofá gris en L, combinación de cojines violeta, negro, azul y blanco

 

Recuerden que las necesidades definen lo que debe y no debe tener un espacio y en este caso, debido a la edad del papá de Ángela, debíamos a toda costa evitar caídas o tropiezos, razón por la cual no pusimos tapete ni mesa de centro. Fíjense que aun sin ellos, este espacio luce fantástico. Así que a veces las reglas hay que romperlas.

Have in mind that needs define what stuff should or should not go and in this case, due to Ángela’s father age, we had to avoid falls or tumbles, so that’s why we didn’t put neither a rug nor a coffee table. Notice that even without them, this space looks awesome. So sometimes we have to break the rules.

 

Poltrona en terciopelo amarillo, cojin bordado blanco y negro y mesa auxiliar vidrio y cromada de tugo - Decoración by Tatiana García

Sofá gris en L con cojines violeta, azul y blanco y negro, espejo redondo gris de Jamar

 

¡Ah! Y un apunte antes de despedirme… Pregúntenle a Ángela a qué santo le reza porque ¡qué descuentazos los que nos conseguimos!

¿Qué es lo que más les gusta de la Sala-Comedor de Ángela y Háder?

¡Que tengan un lindo día!

 

One more thing before saying goodbye… Ask Ángela what’s the saint she prays to because what amazing discounts we got!

What do you like the most about Ángela and Háder’s living and dining room combo?

Have a great day!

Share